Un Error Científico de larga data que Urge Rectificar

Américo González-Bogen

 

 

Considero el error conceptual mas importante del milenio que termina, el  no haber comprendido la Unidad Funcional Integral del Universo y en ella, nuestro Planeta Tierra, con  la Integración Funcional Organo-Física Natural.

Mas específicamente, el no haber comprendido cabalmente al Organismo Viviente, prototipo Hombre, en su integración dinámica balanceada con el Ecosistema de su Adaptación Natural.

 

Este error involucra:

 

El no haber comprendido, sobre las bases científicas aportadas por Copérnico, Galileo y Newton entre otros, que las Leyes de la Naturaleza física, así como hacen posible interpretar el desplazamiento y  caída  visible de los cuerpos en estado sólido y líquido y la expansión de las moléculas en estado gaseoso en general, también determinan la integración de la dinámica vital de los Organismos Vivientes y en consecuencia, hacer así posible la Vida en el Mundo y, que esa misma integración  es causa de la distribución de las especies, de acuerdo a cada modelo estructural.

 

El error de no haber comprendido hasta ahora que El Pulmón es el Organo activo directamente encargado de esa integración dinámica con la Atmósfera y que para cumplir su objetivo en el intercambio de gases con la sangre, es también responsable de la integración y balance de la dinámica cardio circulatoria y en general, del balance de la dinámica orgánica vital, conducente a la homeostasis y la Vida en estado de Salud.

 

El error, explicable por lo anterior, de haber aislado conceptualmente al Oxígeno, de los otros gases del aire, después que Lavoisier lo identificara como el gas necesario para las combustiones en general y orgánicas en particular y, en consecuencia, haberle atribuido al Oxígeno el role protagónico en la Respiración pulmonar, ignorando que él sólo, aisladamente, no es capaz de desplazarse hasta los alvéolos y de lograr el proceso físico de integración y balance pulmp-cardio-circulatorio, a nivel alveolo-capilar, proceso anterior y necesario para su difusión a la sangre.

 

El error de no haber comprendido que el Oxígeno, para su difusión a nivel alvéolo-capilar, necesita de sus acompañantes naturales en la composición y proporción del aire, como medio de transportación, como integrantes de una masa por unidad de volumen para la cual fue diseñado el modelo funcional de las vías respiratorias, donde capacidad potencial, división y distribución de vías, desarrollan una progresión geométrica para la distribución simultánea y similar del aire a los alvéolos.

 

El no haber comprendido que las mallas de fibras musculares autónomas de los bronquios y bronquioilos, con inervación Vagal y Simpática respectivamente, tienen capacidad potencial de generar cíclicamente fuerzas y efectos, con variaciones proporcionales de sus capacidades y resistencias, y finalmente, variaciones útiles de las masas de aire contenidas, por unidad de volumen, cuya fuerza molecular expansiva les permite desplazarse y llegar, en magnitud programada a los fondos de saco que son los alvéolos, para finalmente expandir sus membranas y a su vez balancear la circulación y presión capilar alveolar, haciendo físicamente posible la difusión selectiva del Oxígeno

 

 

La masa fluida de los gases del aire intrapulmonar  es a la masa molecular del Oxígeno contenido lo que la masa fluida de la sangre es a los glóbulos rojos, para sus transportaciones hasta sus fronteras fisiológicas de destino

 

 

El otro error cometido es ¿"humano"? el error de oponerse al progreso cuando intereses particulares se sienten, también erróneamente, amenazados, sin reflexionar que el Valor Fundamental en toda Sociedad es el Bien Común.

 

Hoy, cuando el nuevo milenio está en ciernes, está planteado un problema similar al de los tiempos de Galileo en relación al conocimiento de la Mecánica de la Naturaleza física, de nuestro Habitat natural, el Planeta Tierra, que debería trastocar lo establecido en esa área del pensamiento, que no de la Verdad Natural, siempre presente, aunque no se la perciba o interprete.

 

 

Hoy la Verdad Natural no interpretada, a la que quiero referirme, es que Nuestros Organismos Vivientes, en la Superficie de la Tierra, están Diseñados para su Integración Dinámico Funcional con la Atmósfera del Planeta, a niveles de adaptación que definen nuestro hábitat natural, compartido con otras especies de mutua complementación. Esta integración es condición para el mantenimiento de la Vida Creada.

 

 

La distribución de las especies obedece a diferentes parámetros naturales y, me vengo refiriendo entre ellos a la composición del aire y su masa por unidad de volumen como consecuencia de la fuerza de atracción Universal y gravitacional de nuestro planeta, temperatura humedad.

 

Esta  Verdad Natural Fundamental la he analizado y aplicado en lo relativo al intercambio gaseoso balanceado con la sangre, al role del Pulmón para tomar un volumen-masa de aire atmosférico y su desplazamiento programado, con exactitud matemática, balanceando simultaneamente la circulación pulmonar de la sangre y , mas allá, la circulación de la sangre desde todos los afluentes del Ventrículo derecho., adaptada a su propia capacidad de recepción, pero balanceando además proporcionalmente, la circulación de todas las corriente liquidas, para hacer posible la “Homeodinámica” que garantice la homeostasis por los tejidos especializados.

 

Todo lo dicho evidencia que el Organismo Viviente es básicamente, desde el punto de vista físico, un complejo Sistema Mecánico de Fluidos, auto controlado y balanceado con rigor físico-matemático, por el Sistema Nervioso Central, en cada instante de los ciclos vitales funcionales.

 

El Pulmón, en nuestro diseño orgánico, tiene un papel estelar como el del  Sol en nuestro Sistema planetario. Las agresiones a nuestros pulmones y por supuesto a su integración con la Atmósfera, repercuten directamente en la dinámica Cardíaca y, los desequilibrios pulmo-cardio-circulatorios de fluidos conducen a desequilibrios funcionales en todos nuestros tejidos, entre ellos los más determinantes en el control de nuestras funciones vitales e intelectivas, El Sistema nervioso Central y Autónomo periférico.

 

Es necesario comprender que el Pulmón es un órgano mecánicamente activo y, asimilar la complejidad de esa actividad. Mientras no se le comprenda, al menos no lo agredamos porque si para vivir, no necesitamos saber cómo vivimos, para no hacernos daño y defendernos de tantas agresiones a nuestras funciones vitales, si es útil el conocimiento científico, siempre rectificable, que conduzca a su protección y en consecuencia a la prevención.

 

Es hora impostergable para nuevas rectificaciones racionales y científicas en base a la Etica, Legalidad y Respeto a los Derechos Humanos Fundamentales.

 

Desde la perspectiva de mis descubrimientos científicos he interpretado hasta ahora patologías de gran morbilidad y mortalidad como:

 

·        Etiología. Patogenia y Prevención del Enfisema Pulmonar Puro y el Cor Pulmonale Crónico.

·        Etiología. Patogenia  y Prevención de la Enfermedad Aguda de las Grandes Altitudes y de sus complicaciones Edema Pulmonar y Cerebral Agudo.

·        Varias causas de Iatrogenia en la Práctica médico quirúrgica y anestesiologica

 

Desde la misma perspectiva, he iniciado el estudio del Asma bronquial

 

Los responsables del desarrollo de  la Ciencia y Tecnología, de la preservación de la Atmósfera Natural, la Medicina y la Salud están cordialmente invitados a estudiar y discutir los nuevos aportes al conocimiento que vengo ofreciendo desde hace mas de veintidos (22) años. Les reitero mi colaboración sin límites.

 

Return to home